¿Disfrutamos realmente de los 30?

por Romina Mentasti

romi_men@hotmail.com

Mujeres estudiosas, trabajadoras, llenas de proyectos laborales y profesionales, son sólo algunas de las características de gran parte de las mujeres de esta generación. Hasta que soplan las velitas de los treinta y comienzan a hablar en sesión sobre su angustia por no haber aún encontrado un hombre, pero no un hombre cualquiera, un hombre con quien formar una familia y tener un hijo, y en cual hallar características paternales, eso es lo más importante. El amor y la maternidad aparecen en escena, la necesidad de un otro, la falta. Ya no basta la autoestima, en casos, habitada por los logros propios, surge también la necesidad de la confirmación narcisista que el otro puede darles. Hablamos de aquel hombre que reconocerá su femineidad.

En sus propios discursos hay una permanente demanda de una relación de amor aún no obtenida y un gran desmerecimiento del esfuerzo realizado durante muchos años conjuntamente con la desvalorización de los logros en sus carreras profesionales.

De golpe la vida toma un color gris, en el mejor de los casos.  Se desvanece la posibilidad de concretar sus deseos afectivos, un oscuro vacío en ellas palpita. Se suma la preocupación por el avance del reloj biológico. Es esto lo que muchos autores han llamado “la crisis de los treinta”.

Vale aclarar que el fenómeno que tratamos se experimenta de diferentes maneras según los ámbitos: en aquellos ámbitos en que la mujer ha sido promovida a estudiar, a trabajar y alcanzar cierto status el sufrimiento y la posibilidad de que esta gama de malestares y preocupaciones surja es mayor que en los ámbitos más populares, en los que hay mujeres que tienen hijos de muy jovencitas y su vida no se orienta al estudio o a una carrera profesional.

En el primer caso, llegados los treinta, la búsqueda de un compañero y posible padre del futuro hijo deseado se apresura por el exceso de vulnerabilidad y  la ya mencionada sensación de vacío, lo que puede terminar en el hallazgo de una pareja inadecuada o sufriente. Bajo la creencia de que un hombre puede completar a la mujer en su totalidad, y esto dista mucho de ser así.

Me parece pertinente relacionar esta temática con aquélla pregunta que Freud, durante años de investigación y experiencia nunca pudo descifrar “¿Qué quiere una mujer?”…enigma hasta hoy no resuelto. Sí, la mujer como un enigma. Pregunta orientada al deseo de la mujer. Es así que asociamos lo femenino con un misterio, un secreto.

Es muy importante entonces que la mujer pueda conectarse con ella misma, con su vocación, con sus amistades, familiares y gustos personales que tal vez aún queden por descubrir o hayan quedado relegados. Hay mucho para hacer! aprovechar la madurez adquirida, el saber obtenido, el disfrutar de aquello que dada la edad hoy si se puede valorar ,y no esfumarse ante la ausencia de aquel hombre al cual se idealiza creyendo que podrá tapar este gran vacío.

Y sobre todas las cosas preguntarse si realmente hoy lo único válido es formar una familia “tipo”, ¿o es lo que heredamos de nuestra crianza? ¿Serán los mandatos recibidos desde nuestro círculo familiar? Hoy las formas de pareja y relación han cambiado, se han abierto diversas formas de estar bien con un hombre, y no siempre es concretando un casamiento. Hoy existen más posibilidades de elegir cómo sentirse bien sin estar obligada a tener la familia “perfecta”.

Por eso nos preguntamos, ¿qué tanto es la presión impuesta por la sociedad? ¿Podremos dejar de un lado los mandatos obtenidos en nuestras vidas y realmente comprender lo que como mujer realmente queremos y deseamos?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s